Es una técnica muy eficaz para el tratamiento de la celulitis y el contorno del cuerpo.
Se ejerce una energía sobre el tejido, provocando una mejora en la circulación y la eliminación de líquidos y toxinas.